miércoles, 24 de diciembre de 2008

Saladina Eugeamor: Epístola para una voz desconocida


“…me haces llorar, inesperada voz que me llegas, y no sé de qué mundos, espacios, o latidos…

…me haces llorar y ya es tarde para hacerlo…

…me hace llorar esta orfandad, esos pasos suyos a una quimera, ése mármol que me hiere de cuando me tocara su mirar tan frío… al determinar su partida, desespera y abrupta…

Me hacen llorar, los tiempos venideros, un cúmulo de
soledades esperando atardeceres… y me hace llorar, mi último destino, para cuando deba irme a ese andén de los viajes eternos...y no estén sus ojos de tristeza humedecidos… su última mirada, a mis últimos suspiros…

...tal vez, no fui alfarera, obrera amanecida, y no
trabajé esa tierra de sus afloradas manos y descuidé
el amor que me fuera concedido… rasgué mi promesa de
amarle incondicionalmente y no fui ternura,
comprensión y entrega;
y fueron mis corazas los
rencores desatados, ante sus látigos de mis falencias…
la rabia de los días ante sus descuidos, y de mis ojos
amorosos, ya nada me quedaba...

...y herida en los tiempos, dejé de mirarle, y sus
cofres y los míos de nieblas se vistieron...

...y entonces los caminos, se fueron desviando, se
alejaron los sueños posados en la ventana, y nos
volvimos ausencia, congelados satines, verdugos y
victimarios. ..

...pero siempre hay culpas al cerrar los párpados, y
siempre somos, las mismas condenadas.. . nos castiga el
abandono, nos castiga el mundo, y hasta nosotras nos
lapidamos el alma…

...mientras ellos, OH, ellos, siguen libres volando
aventuras, encantados de magias jamás vislumbradas,
donde el erotismo embruja sus pasos y se dejan como
niños les acaricien pétalos hechizados…”

Saladina Eugeamor
Chilena





sábado, 13 de diciembre de 2008

LETANÍA
Benditas las mujeres que protegen el fruto de su vientre
asumiendo la parábola de su belleza bajo un delantal,
aquellas que lavan su rostro con el manto de la rutina
y aprenden a alzar la voz , aunque sólo se tenga la voz.
Benditas las mujeres que arrastran la cruz de impuras
regando su futuro con lágrimas de ausencias
que encuentran purificación en el agua de cualquier río
y tejen amores dispersos en el manar del tiempo.
Benditas las mujeres que se enamoran,
las hechiceras de la noche,
las que comparten el fuego de las bodas del cuerpo
en la consagración de la piel.
Benditas las que gritan lo que el corazón profesa
las que escuchan y las que imponen su palabra
también las que callan su verdadera pasión
sobreviviendo como agua estancada y triste.
Benditas las que enfrentan el nido vacío
reviviendo cada noche el éxodo desde su origen.
Benditas las que son tormenta, río sin cauce,
a las que llaman locas, revoltosas,
liberadas, feministas,
y son capaces de atropellar al viento con una mirada
Benditas las hembras con fracturas y fragmentos
Benditas Nosotras. Matriz del universo.

2007


Con peores dragones he lidiado
y ahora se venden como alfombras.

www.linazeron.com


martes, 9 de diciembre de 2008

Historias de Penélope: microcuentos


Historias de Penélope III.

       Llegó  disfrazado de Ulises.  Allí estaba  Penélope esperándolo.  Al verlo llegar así tan fresquecito, luego de tan larga espera, lo mató a golpes con un exótico jarrón propiedad de los anfitriones.

       Los amigos e invitados tratan de explicarse todavía el desenlace. Por su parte los anfitriones lloran desconsolados por el jarrón.



II. Alas de sirenaSegún la mitología griega las sirenas son criaturas con alas de pájaro y cuerpo de mujer.
____________________

Al despertarme una mañana me descubrí las alas.
No eran de ángel. Eran de sirena. Una sirena confundida que no cantaba. Una sirena que tejía, que se creía Penélope y esperaba.



-----------------------

I. Teje mientras espera

Colocó la canasta sobre la arena. Recogió las alas, se sentó con dificultad sobre la roca. Acomodó la cola brillante. Tomó el largo pelo entre sus manos. Lo trenzó ceremoniosamente.
Atisbó atenta el horizonte. El sol, que apenas se levantaba de su larga noche de descanso, deslumbró sus ojos. A la vista sólo maderos de naufragios.
Recogió la canasta del suelo, ganchillo en mano, comenzó a tejer. Teje que teje pensaba en lo que no entendía: ¿porqué su garganta pedía un canto?,¿porqué tenía en su memoria la imagen de náufragos desesperados? Y pensó en Ulises, que no llegaba. Y ella esperaba, esperaba.

Hilda/ mayo/2008.

miércoles, 26 de noviembre de 2008

La Rogativa



La Rogativa, originalmente cargada por Hilda Velez.
Esta foto la tomé frente al edificio #5 en el Viejo San Juan, edificio que está ubicado en un lugar privilegiado
donde todo el paisaje es poesía.

miércoles, 12 de noviembre de 2008

De Marcos Reyes Dávila: Nunca terminan los besos

Para Papá Manuel, al iniciar su viaje.
.............por el amor

Nunca terminan los besos

No sé de dónde vienen, papá
Ni sé por qué son tantos

¿Recuerdas que te decía que tenía
un número imposible de besos para ti?
A veces los querías
Y a veces no los querías
Vienen desde entonces como las hojas
que caen en temporada en las arboledas
Como en la película de Zhivago
vienen con música de mandolinas.
Vienen como esas bandadas de pájaros
en el mar del cabo rojo
en la neblina de los campos
o en el viejo lago de Cidra
Vienen como el largo tren de ese viento que no termina

¿Y por qué no terminan mis besos para ti?
te pregunté
Te preguntaba
Empezaron aquella mañana en que te vi tirado sobre el piso
sin poder levantarte
y con ojos de niño asustado me miraste

Empezaron como un soplido de viento a llegarme los besos
no sé de dónde
ni sé por qué son tantos
No sé si vienen de Martí y Betances
o de la calle de caña de la palma
No sé si germinan por los papeles de tu escritorio
o bajo las sillas del bufete donde buceaba
si llegan con las migas del pan de agua
si saltan como peces de las brazadas
que me enseñaste
del cariño de tu silbo
de la paz imperturbable de tus siestas
o de tu trajinar
como unicornio en camiseta por la casa

Los besos que me llegan para ti
son acoginados y verdes
como el horizonte de tu paz
Son amapola anaranjada
puñaditos de lluvia
juguetitos de nubes
tornillitos de algodón,
clavitos de menta
Magos como aquellas pelotitas de azogue
como canicas de hule

Vienen de atrás
pasan por mí
y te persiguen
como una manada de caballitos de feria
te rodean como un gusano mecánico
porque fuiste siempre mi rey
mi mandarín

Los besos que yo tengo para ti papá
vienen de tan lejos
tan lejos como siglos
Pasaron por todos los caminos de Santiago,
por tu Jerusalem,
y por tu Meca,
Vienen lo mismo de Abraham
que desde el camino del Inca,
y la ruta de la seda
Son pedazos de coral
de la peña serrana
del tabacal de Carlos
la risa de Sinda
la tienda de dulces de Julio
o de las flores amarillas de José Arcadio
Algunos tienen pedacitos de fresa
otros escarcha de limón
otros traen una franja roja de arcoiris
un unicornio azul
una rosa amarilla
una casa verde
y llegan para ti como una lluvia de salvavidas
no sé si para salvarte
o si son para salvarme

No fuiste ni león
ni trapecista
ni payaso
pero abrías y abres las carpas de los circos
Fuiste el tanteo y la cautela
pero en tu pecho se erguía inexpugnable
la certeza y placidez de los abrazos
Eras y eres seguro y constante
como la hora del reló
y como los astros del cielo
Brillabas en el cielo de mi infancia
como brillas ahora
en el cinturón de aquel orión
Estrella de reyes que eres
que siempre fuiste, papá
¡El primero de mis reyes magos!


Marcos Reyes Dávila
12 de noviembre de 2008

martes, 4 de noviembre de 2008

Claveles rosados para el pecho



Claveles

Nubes de tormenta



Nubes de tormenta, originalmente cargada por Hilda Velez.
Y llovió torrencialmente, luego el sol salió para asegurarse que la lluvia hubiera limpiado bien el cielo.

sábado, 1 de noviembre de 2008

Monik Matchornicova

inspirado por esta hermosa
"Nostalgia de Los Andes" de Roberto Mamani Mamani
saludos y hermoso fín de semana,
Matchornicova

Cadenas


"Nostalgia de Los Andes" de Roberto Mamani Mamani

Cadenas

apuntando el cielo
que tajan el aire como una espada
y separan tiempo , en el mismo tiempo.

Plata blanca orgullosa
de silencio, donde el sol y la luna
tienen su alcoba. Cordillera-Andes

raíz de historia, libro de risa. Volantín
que danza cerca de tu vientre
cuando el Hombre-Niño... cuando

es Domingo , o jueves-trueno; Cadenas
-pulso del clima, oración del alba
y canto nocturno, sal de otros siglos

donde los Dioses hablan bajito,
de un mañana,
... de la esperanza .

Matchornicova
Noviembre 2008
Austria

www.myspace.com/kovaluisa
http://matchornicova.webcindario.com
http://islainfinita.altervista.org/mio/page7/page7.html
http://www.megaone.com/cantoria/sopranos/matchornicova.htm
http://www.escritores.cl/paginas/monik.htm
http://www.lacoctelera.com/poesiasubterranea/categoria/matchornicova





jueves, 9 de octubre de 2008

Cuestión de definición
























Cuestión de definición


Cuando escuchamos la palabra "home" la traducimos automáticamente como "hogar".
En inglés la palabra, por definición y por uso, tiene una carga emotiva intensa y se vincula tanto al principio de la vida como al final. En esa lengua, "home " ("hogar") es por igual el punto de partida como el punto de regreso, un lugar amado donde se derivan y a hacia donde derivan los afectos. Es el lugar que brinda comodidad, seguridad y descanso, es el corazón de algo.
Me gusta esa definición. Es un concepto en movimiento que contiene el pasado y el futuro, el principio y el final. Es el lugar primero, el de origen y luego es el lugar al que llegaremos: es la cuna y la tumba. En ese sentido supera al concepto "hogar", "lugar del fuego", "lugar donde se vive" de nuestra lengua. No encuentro, al menos en los diccionarios de la lengua española consultados, que la palabra "hogar "tenga algo que ver con los regresos. De manera que nuestro hogar está donde esté el fuego, donde se cocine el alimento y donde residamos. Los afectos quedan fuera. Esto hace fácil tener un "hogar". No es tan sencillo tener un "home".
Lo bueno del asunto es que nosotros cuando usamos la palabra "hogar" le damos ese mismo significado que tiene en la lengua inglesa y le agregamos también esa característica de movimiento que le niega el diccionario : es el lugar de origen, es donde estamos cómodos, es donde están los afectos, es el lugar al que queremos volver. Es donde se enciende el fuego y donde se apaga. Es la casa amplia y larga que empieza con la madre y el padre y los hermanos y los tíos y todos los vecinos y los demás y se mueve sigilosa a la casa donde el amor nos hará el milagro de los hijos, donde seremos esposos y esposas, amantes o compañeros, lo que sea y estará dondequiera que estemos mientras exista en nuestro corazón.
El hogar no lo define el diccionario. La palabra se acomoda a la vida y la vida se acomoda a si misma.

Hilda/2006

viernes, 5 de septiembre de 2008

Mis margaritas africanas




miércoles, 3 de septiembre de 2008

Everardo Torres González



Mi amigo "cantapoeta" Everardo Torres González, desde "Canto poético" nos brinda su poesia.

Nació el 29 de septiembre de 1956 en la ciudad de Durango, Dgo., México.

Músico y poeta. Cuenta con tres publicaciones individuales, dos de ellas, "Catavento" y "El amor es un suplicio itinerante" en español y portugués, editadas por Fernando Pérez Pozas, en Pontevedra, España. Una más, "En un viento de mar"editada por el Instituto Municipal del Arte y la Cultura de Durango.

Parte de su obra ha sido publicada en antologías y revistas de Brasil, Argentina
y México.

Entonces

Entonces... un pájaro posó su sombra,
y tus labios semejaron una tarde
de noviembre - rojo tenue entre nubes
y viento-
pinceladas que besan el manto
del ocaso.

Y cayeron las gotas de la rosa
sobre la tierra trémula..

Sobre la cúspide de un sueño
recostaron la frescura y sembraron
humedad entre la sed del rojo tenue.

Y esparcieron caricias como lluvia,
en la sombra de un pájaro y el tremor
de tus labios,

en las letras que nombran
la piel y la garganta que ahoga
un suspiro en noviembre;

un suspiro en las alas que ventean
mariposas,
en la noche afrutada con silencios
y prisa.

y cayeron las sombras en los cuerpos
de niebla, en los desnudos besos,
en los cálidos vientres.

Entonces... un pájaro posó su sombra,
sobre las alamedas de tu rí­o,
de tus peces, de los aleros rojos
como sol de noviembre.

______________

Canta...

Cántame un soul
cuando la tarde
de roja camisa se despliegue.
Mi cuerpo,
-en último murmullo-
se vestirá¡ de tierra;
de húmeda nostalgia
se llenará los ojos.
Y deslizándose en las cuerdas
de tu guitarra negra
conversará en las plumas
de siete colibrí­es.

Retomará la mano de trigo
y madreselvas.
En un barco de nubes
navegará despacio,
con el sol de tu voz
entre las vértebras.
Con ceniza en el pelo
y las notas de un soul
-como remeros-
acompasando el tiempo
de partida,
abrazará el silencio.

Canta...
cántame un soul,
que me cierre los párpados.
____________

Nosotros

Nuestras canciones son otras,
otras son las lágrimas
que mordemos y la sonrisa que libera
nuestra tarde.

Otra nuestra noche y el encuentro
de las respiraciones.

Son otros los peces del canasto
que alimenta nuestros sueños
y las nubes que sombrean nuestra lluvia.

Otras son las manos que cerramos
hasta sangrar los puños de la rabia
y acometer el espejo que mutila
el camino de futuro.

Nuestro techo, pan... nuestro mañana,
son otra dimensión que no se alcanza
a mirar desde las alas indecisas,
desde el bronceado de la piel ociosa.

Desde los lentes de sol y los sorbos pausados
de Buchannans.

Otra es nuestra forma de amar,
de atar los labios - en el sencillo
impulso de existir sin lí­mite-

Nuestros yates son de papel
y nuestro mar de lluvia...

Nosotros somos patria, vuelo;
ave que pulsa el porvenir que
ya no espera...

_______________

A cuenta del amor
la mar se agita,
y se vierte en la sal
de las estrellas.

__________________

¿Amor?

Amor,¿Quién te tuviera?
atado a la quietud,
a la noche,
al silencio de arena.

A la sombra de un viernes
encendido con lunas,
con rescoldos del cuerpo
apagándose apenas.

Al otoño que asoma
girasoles y yerba.

A la boca de un cántaro,
al canto de sirena,
al vaivén de un velero
-que el cuerpo balancea-

En la noche desnuda...

Amor,¿ quién te tuviera?

_________

No me conocen

El viento de ti
no me conoce
ni me conoce el oscuro
cielo que nos mira
ni la luna al final de la banqueta
ni los arpegios de las aves
ni siquiera el aroma de tu sándalo
ni la tristeza de los aretes.

No me conoce el rí­o
ni los copos de nieve
diluyéndose.

No me conocen las puertas de tu cuerpo
ni el arlequí­n que asoma a tus espaldas
ni el letrero que prohibe prohibir
en la pared de los silencios estruendosos.

Ni la cuerda de esparto
atada al puerto para amarrar la luna.

No me conoce el banco del andén
ni la primera plana de los diarios
ni el arenal
ni el amarillo pétalo que abandona
su cáliz.

Soy una máscara montada
en otra máscara
una sombra oculta
anocheciendo las miradas.

Soy la caricia de los ausentes
labios.

Una gota perdida
en el cristal...
en el blanco bajel que boga
sin retorno.

_____________

Vienes

Vienes envuelta en la nostalgia,
sombra de rosas, aroma de silencios;
en un corcel de lava y girasoles,
dibujando la noche en las pupilas
en donde fluye la magia de Eva
y el viento del manzano fluye,
bajo la piel, bajo las huellas
de arenal y cardos...

Vienes envuelta en el polvo del otoño
hasta la desmemoria de mis manos,
como un soplo de octubre, redimido
y lánguido, como ala de poeta
en un madero náufrago.

Vienes en la alforja de sueños
que se guardan de amar lo más amado,
ondulando en la mar, en tu ser ondulando.

En el alero rojo que se viste de campo,
de caricia silvestre, de sol sacrificado
con un cerco de nubes en la tarde de un sábado.

Vienes de la tormenta, vestida de relámpagos
_____________

sábado, 9 de agosto de 2008

Sobre las altas yerbas


Sobre las altas yerbas
Por: Magaly Quiñones


A la Ceiba de Ponce


Ese árbol hembra siempre ha estado ahí,
con su corteza limpia,
con su copa tendida a ras del aire,
con sus caderas curvas saltando sobre el suelo.

Porque no es un árbol más, fíjese bien,
no hay falda de montaña
ni tejado ni seto que la cubra
y además, trae un aire sereno y circunspecto
como si siempre hubiera estado ahí,
por encima del hombro, por encima del viento.

Dicen que es la mansión de Atabey,
que en su tronco, en su fronda,
hay casa para todos,
el lagarto, la hormiga, la araña, la bromelia,
el breve colibrí...,
y cuentan que al principio de los tiempos
de su cuerpo pendía la faz del firmamento.

Esa inmensa, magnífica montura
donde los niños sin caballo juegan,
esas monumentales coyunturas
donde el anciano halla reposo
y el cansado hila un rezo,
es la ceiba que vive desde siempre
en el umbral vidrioso de este pueblo.

La ceiba americana, la prodigiosa ceiba
que, como un acto de misericordia,
supera las fatigas de la noche,
conversa con las islas de la sombra
y en el vaso sureño del recuerdo
desborda los cuadernos de mi infancia.
La ceiba que se yergue como sombra liviana
sobre las altas yerbas.

viernes, 8 de agosto de 2008

Domar las palabras

Rescate esta "entrada del viejo blog" porque es una forma apropiada de expresar y compartir lo que pienso sobre el uso del lenguaje. Espero les guste.


Foto: El abrazo de la palabra. Desconozco el autor, pero si llegara a su conocimiento el uso de esta imagen y su uso estuviera reservado, debo decirle que es perfecta para lo que pretendo decir en este escrito y que su permiso para usarla me es indispensable.
Tengo la costumbre de saludar cada mañana con amor y alegría. Hay días, los menos, en que la boca no quiere pronunciar el saludo ni la mano escribirlo. Pero es bueno para el alma dejar que el afecto inunde las palabras, aún cuando otras emociones manden a la contención y pretendan silenciarnos. Ellas, esas emociones, tienen vocación de enredo. Nos tapan la luz y silencian el paisaje, nos dejan la piel ardiendo como piara, pero no para el amor, sino para la guerra.

Vale el esfuerzo de modificarlas con el lenguaje. Un lenguaje que, armado con las palabras del amor las tome de las riendas, las someta y las coloque donde no obstruyan la felicidad. Eso ayudará a ponernos al resguardo de sus vientos y a empujarnos nosotros mismos: por lo que somos, lo que fuimos, lo que seremos. No dejemos que esas emociones dañinas y traicioneras nos arrebaten la esperanza. Quitémosle el poder de convertirnos en mar sin horizonte, en vela sin pabilo.
Debemos recordar que no somos nosotros de esas velas recientes que se consumen en ocho horas sin dejar rastro. Fuimos conformados con la mejor cera, la que se derrite con el calor intenso sin consumirse y que cuando se enfría recupera su consistencia. Esa nos  ofrece la oportunidad de reconfigurarnos, darnos forma. Y así, con pabilo erguido y bien sostenido encendernos y perdurar.

Hilda2006

miércoles, 30 de julio de 2008

Premio Brillante Weblog

Hace unos días el blog de Mágica Follia "http://folliamagica.blogspot.com/" me honró con el premio "Brillante Weblog". Ahora lo pasó a otros siete blogs que me agraden por su diseño y contenido. Gracias Mágica por tu amabilidad, tu atención y tus palabras.
Un abrazo.




Lar de Cristal:Cristina LarcoChilena
http://lardecristal
.blogspot.com/
Identificado con un hermoso paisaje de mar, la autora de este blog repleto de bella poesía, interesantes entrevistas, artículos, cuentos e imágenes nos lleva a conocer su mundo solidario a través de escritos y los de sus amigos.
Así introduce su espacio:


Viento de Mujer."Tan solo por gusto, soñé que volaba.
Que era un ave de rosados plumajes

remontando los cielos,
la tierra y el espejo del agua,
soñé que llegabas y el futuro una bandada,
un vértice de vuelos,

de azules esperanzas
y el viento era mujer a favor de los sueños...
______________________

Diario de poesía de Verónica Ruscio
"El árbol es una mano de madera tendida hacia Dios"
Verónica Ruscio
Argentina

http://veruscio.diaryland.com/
En su blog Verónica nos lleva de la mano de su poesía íntima, humana, hermosa.
Con un diseño cuidadoso nos conduce exactamente donde desea que entremos.

El grito
Adonde me lleva esta angustia
este incendiado cielo mío.
Adonde me lleva.
Por qué tu mirada no me rescata
y nunca llegan tus manos a tocarme
a calmar
la ahogada tarde que me oprime.
Hasta cuándo soportaré esta ausencia.
Hasta cuándo en este puente inmenso
me tomaré la cabeza,
rojo el cielo,
y quemaré mi garganta con el grito.
_____________________

Embam

José Antonio Azpeitia
Español
http://w
ww.azpeitia-aleph.com/Le otorgo el premio "Brillante Weblog" a Embam que es un mundo de poesía y música. Su autor es el solidario por excelencia, siempre atento a los blogs amigos, se ocupa de leerlos y dejar sus comentarios.
.





Homenaje póstumo a una madre


No es verdad que te hayas ido, te esperamos.

Hoy partiste a la del alba, sin misterios,
en silencio, sin arpegios, sin sonatas,
sin lamentos plañideros….levemente.

Mudo adiós de suspiros que son viento,
del sereno saber lo que has dejado,
a este lado del mundo sin consuelo.

Ese hermoso jardín que ayer plantaste,
bosque frondoso de árboles recios,
de verdes ramas, de frutos nuevos
pueblan tu alma. Simiente tuya
que tú has regado de llanto y agua.

Queda el recuerdo de tus fuertes manos
apretando vidas, sujetando riendas.

De tus tiernos besos de rocío y trigo,

calientes abrazos de aquel crudo invierno,
palabras libando la miel de estos versos.

Te has ido despacio, como siempre hacías,

dejaste una nota…. de blanco sin líneas..
todos comprendemos madre...
lo que tú querías.

------------------------

Escribiendo en voz alta

Elsa Luz Torruelllas

Puerto Rico
http://siluz.blogspot.com/
Esta emprendedora mujer publica
un blog muy interesante, lleno de vida que incluye todos los aspectos de la vida. De manera franca y amena nos pasea por sus mundos múltiples que van desde el deporte, la literatura, la fotografía. Es un mundo ameno, sencillo y entretenido. Por eso y mucho màs le otorgo el premio "Brillante Weblog".


Poetas
Boricuas:

Autor anónimo
http://www.tainoworld.com/

Escojo este sitio p
ara el premio "Brillante Weblog" como un homenaje a la tenacidad. Más de seiscientos poetas puertorriqueños y sus poesías recopiló el autor anónimo de este portal, que logró antologar a más de ¡¡¡seiscientos poetas!!! .
Poco sabemos del antólogo, apenas la intención que declara en la portada:

" Bienvenidos al Portal de los Poetas Boricuas! Quiero dejar aquí un pedacito de su arte o, por lo menos, sus nombres escritos como muestra de que las gloriosas huellas que dejan al pasar por este mundo no se borran fácilmente. Le ruego al lector que perdone los errores y omisiones que, aunque lamentables, son inevitables aun en un trabajo tal como este que sólo toca la superficie del universo que pretende explorar.
Es mi meta hacer mención de todos los poetas de mérito que ha producido mi raza, incluyendo los bardos regionales que no han causado grandes olas en la mar de la poesía, pero que en muchos casos están a la par con aquellos de renombre.
Espero que disfruten su lectura."

Una gota de mi licor


Gabriela Brunch
Argentina

http://unagotademilicor.blogspot.com/


La poesía y la imagen
Este blog muestra la fina poesía a la vez sencilla y fuerte, con frecuencia confesional de Gabriela Brunch . Aderezado con bellas imàgenes y pinturas nos transporta por su intimidad hasta hacernos reconocer nuestros mundos en sus mundos.


Otra gota
cae la gota
y hay miles de animales tratando de lamerla
no saciará el hambre, no,
tampoco curará el espanto
ni siquiera atisbará a quitar la sed
pero la gota va cayendo
y ellos se matan sin conocerse entre sí
cae la gota
cae la noche
los animales vuelven a sus manadas,
a sus rebaños, a sus tribus,
las crías los esperan con los ojos abiertos
y también las hembras que ya saben
los cobardes agachan la cabeza
pero la gota nunca llegó a mojar la tierra



Julie:
Sus fotos, sus escritos

Julia del Prado
Peruana
http://juliesusfotossusescritos.blogspot.com/

Escojo este blog para el premio "Brillante Weblog" porque tiene los elementos que me más me gustan:poesía y fotografía. Es un sitio fresco que refleja la sensibilidad de su autora.


Mujer anciana


Un día no lejano
saldrá de la flor de lis el poeta
- Compraré un planeta con casa de
frutas para los críos
América cantará a su Agua
sin fronteras
Y el hombre cocinará la paz
como una danza
de sonrisas frescas

Alrededor de la chimenea el fuego
aquietará su corazón
en casita de madera
Uno para todos / todos para uno
dirá ese Ser Hombre / Ser Sueño

Entonces Yo Mujer Anciana
beberé esa fuente del gavilán
y su escritura
tomaré fotos de la flor de lis
y su poeta
No queda más / Abordaré la Nave
------
También yo abordo la nave y les dejo con la poesía.

Hilda

jueves, 24 de julio de 2008

P1020740


P1020740, originalmente cargada por aleixseu.

Miren que belleza, esta foto es una poesía. Gracias a Aleixseu por compartirla.

miércoles, 16 de julio de 2008

De Marcos Reyes Dávila: Estela Marina

Para Tainahìl, eternamente.

I. Quisiera pensar,
ninfa de mis fuentes,
que yo fui tu Leonardo.

Y que con un pincel henchido de ternuras
tracé esos nardos de tu imagen
sobre el lienzo del vientre de tu madre

solo pa
ra darte con ello
la placidez invicta de esa sonrisa tuya
que se te escurre y esparce
como el agua entre las rocas.

Si. Fuiste hija de las aguas más puras,
hija de la altura mayor
de un volcán incandescente.
Hija fuiste de la transparencia del amor,
de ese amor que no sabe contenerse.
O quizás, algo así también,
como la estela marina
que trazara el pincel de Monet
en un estanque de lirios de agua.

Yo te vi nacer
hija de ese sueño que arrullé
entre las rosas del convento de su vientre
y sobre las aguas del bosque de Chapultepec.
Yo te vi yacer
arrugadita
sostenida por la bata blanca
igual que el capullo de una mariposa.
Y me miraste

ya
con el ceño arrugado
justo arriba de ese chocolate derretido de tus ojos
que han sido el dulce preferido
de mis días descalzos
mientras me anunciabas
con dos deditos sobre el corazón
la V de la victoria.
No la Victoria de Samotracia
sino la nuestra,
anticipo de tu vida emplumada
y de esas alas que poblaron
por siempre mi cabeza.

Estela Marina
era tu nombre,
el nombre con que te bautizaron los caminos.
Y si son míos los pasos de tu infancia
son tuyos los míos desde entonces.
Nunca te confundí con los conejos
ni con las almohadas.
Ni con los alimentos de la despensa
donde te escondías
ni con los sillones donde te encontré
hundida en el paladeo de la risa
ni con la casita de sábanas
donde me alojabas
o los papelitos de colores de tus bolsas.

Prendado como un beso
se me quedó el primer nombre que me diste.
Pues eres algo así
como el camino que transito cada día
o como un pozo en medio de la casa
como un refugio con techo de dos aguas
como una flor que esparce el viento
un rebaño de chiringas que pespunta un cielo claro
la torre más alta del Yunque
o la pura transparencia de las aguas.

Allí, en la cima de El Yunque
descubrí tu zodiaco
en el regocijado
petroglifo taíno de las aguas.
Esa constelación de tus pasos
a través de mi vida
es la crónica estrellada
que canta la historia de mi niña
ahora laberinto de mujer
con su propio camino
escrito paso a paso
y letra a letra
con tus propios pinceles y papeles
en la estela marina
que acredita para siempre
el libro de mi vida


Para mí

que puedo mirarte el libro entero
paso a paso
y letra a letra
desde la promesa
hasta el obsequio envuelto,
serás por siempre
algo así
como ese lirio de agua
que reposa tranquilo
en el estanque de Monet.
Mariposa de la tarde
colibrí de las mañanas
o el infinito alumbramiento de la cascada.
La seda acogedora
que sólo deletrean las ternuras.
La epifanía, en fin,
de esa hada con alas
que en mi sueño de niño me acunó
-¿me acunabas ya tú?-
sobre las letras de un libro,
las letras del libro de mi vida.

Marcos Reyes Dávila
julio/2008

viernes, 13 de junio de 2008

Los ochenta años del Ché





  
El 14 de este mes de mayo se cumplen 80 años del nacimiento, del "alumbramiento" del compañero comandante Che Guevara. Los cubanos han preparado un homenaje . Enlázate en http://www.che80.co.cu/. Puede que tengas dificultad para entrar o para mantenerte en la página, lo que, claro, no extraña..... Es que siempre están ajotando a los perros para que nos muerdan cuando le hablamos, cuando le sentimos, cuando le escuchamos. Persiste, únete al homenaje a ese hombre que abrió en dos el horizonte`para enseñarnos el mañana.

En 1997 estuve en Cuba cuando su cuerpo regresaba. Allí tomé conciencia que el Ché había muerto antes de mi encuentro con ese horizonte abierto al mañana. No lo entendí entonces ni lo entiendo ahora. Para mi que, desde esta tierra contradictoria, lo , lo vi , lo seguí vivo, muy vivo. Olvidé su muerte. Espero no olvidar su vida.

Las Meninas según Hilda

Hilda en las meninas

Mirando al cielo

amarilla de espaldas

Rosas de mamà

rosas de mama