lunes, 12 de septiembre de 2011


Para  Don Pedro, en su cumpleaños
Albizu XXI
                   Marcos Reyes Dávila

En la herida


de este siglo xxi
que apenas comienza

en la quebradura
de su caricia de tigre

en esta nube negra
salpicada de polvo
y sangre

cuando somos 

                              todos
desposeídos
     y esquilmados
torturados
    y avasallados
y los asesinos
llevan cuello blanco
como la garduña que roe

Llevabas en los ojos
el parpadeo conmovido
de tu amor
y sobre el mentón
el punto final de tu victoria

Tu espíritu corre
como el agua por la tierra

Albizu seas
ha de ser la consigna.

¡Albizu seas!

Marcos 
Reyes 
Dávila

Las Meninas según Hilda

Hilda en las meninas

Mirando al cielo

amarilla de espaldas

Rosas de mamà

rosas de mama