lunes, 26 de diciembre de 2011

Blanca Navidad

La alcaldesa esperó ansiosa en el balcón a que apareciera el avión.  Fue toda una proeza conseguir  fondos federales para importar nieve fresca  y forrar con ella las calles de San Juan.   Le apenaba ver que los niños puertorriqueños carecieran de una  blanca navidad.  Pensaba en lo maravilloso que sería si  esos mismos niños se parecieran, aunque fuera un poco, a sus hermosos pares norteamericanos.
      El avión con la nieve llegó a al fin. El mismo avión la dispersó por las calles de San Juan.  Para cuado tocaba tierra ya era agua, pura agua que enfangó malamente las polvorientas calles.  Los niños jugaron en el barro y se embarraron a más no poder. La alcaldesa, con el abrigo que no llegó a ponerse doblado entre sus brazos, miraba apenada desde su balcón como esos niños se parecían cada vez menos a los blanquitos niños norteamericanos. A lo lejos, el Santa trataba, infructuosamente, de desatascar su trineo.

martes, 25 de octubre de 2011

Danzantes de la angustia


 
En el aquelarre de la angustia
danzan por igual

los machos cabríos
la bruja mala del sur
las sirenas confundidas
de Odiseo
las tres des-agraciadas
gracias

los besos mal besados

Observan deshabitados
los ojos deshojados
del recuerdo.
 
Hilda
2010
 

lunes, 12 de septiembre de 2011


Para  Don Pedro, en su cumpleaños
Albizu XXI
                   Marcos Reyes Dávila

En la herida


de este siglo xxi
que apenas comienza

en la quebradura
de su caricia de tigre

en esta nube negra
salpicada de polvo
y sangre

cuando somos 

                              todos
desposeídos
     y esquilmados
torturados
    y avasallados
y los asesinos
llevan cuello blanco
como la garduña que roe

Llevabas en los ojos
el parpadeo conmovido
de tu amor
y sobre el mentón
el punto final de tu victoria

Tu espíritu corre
como el agua por la tierra

Albizu seas
ha de ser la consigna.

¡Albizu seas!

Marcos 
Reyes 
Dávila

sábado, 12 de marzo de 2011

Perdona compañero


                         "...que más que amigo es amante

                              más que amante es compañero ... "
                                      (canción popular)


      Perdona  amor de tantas horas, amor de todos mis desvelos porque  a tu lado  no estuve el día aquel  que la pasión, desbocada en tu pecho, en otro hombro
almohadó tu beso.


     Perdona amigo del alma, amigo para todos mis tiempos si para ti no estuve   
cuando  el asombro de una traición muy nueva nos  vació el lecho. Es que llena de pena, con el alma herida no pude
en ese momento aciago ser tu consuelo.


     Perdona compañero de la tan larga jornada de la vida si te fallé ese día
en que te nacieron alas para volar gaviota
hasta otro cielo.   Es que atada al suelo
y confundida no pude  acompañarte al vuelo.

martes, 25 de enero de 2011

De Marcos Reyes Dávila

Epílogo: La capitulación de los sueños:

                  Si aquello que ha sido 
                  es lo que será..........León Felipe

Señor del Génesis
y el agua del viento de la vida:
si la luna ya no será 
sino una calavera,
si este segismundo espantapájaros
que interviene aqui se queda, 
si el vuelo sólo será
ahora de caída 
y todo seguirá la curva
de su quiebra, 
si hemos de vivir, desayunar
y andar entre círculos cerrados
y formas que huyen sin cabeza, 
si sólo será este hedor
a amor seco y quemado 
y lo hermoso seguirá traspapelado, 
entonces
Señor del Génesis 
y el agua del viento de la vida
te lo devuelvo todo. 
La arcilla y el soplo 
que me diste
y estos huecos húmedos y ciegos
que dices tú que no se hicieron
para ver la imagen de los pájaros
sino para regar las  cenizas 
que riegan tus zapatos.


Vuélveme al silencio, a la sombra, 
a la nada y al vacío, 
donde no pueda sentir ya 
este saqueo abonimable de la vida...
Y no me despiertes jamás!







La capitulación de los sueños
Fragmento final.
en  Pájaros de Invierno  

Las Meninas según Hilda

Hilda en las meninas

Mirando al cielo

amarilla de espaldas

Rosas de mamà

rosas de mama