sábado, 30 de octubre de 2010

El jangueo

         La cabeza jangeaba* todas las mañanas  con el hombro izquierdo que dormía a su lado.   El cuerpo se movía entero de izquierda a derecha.  La pierna izquierda, una coqueta empedernida, aprovechaba la coyuntura para echarse campechana sobre la correspondiente pierna.   La mano izquierda,  celosa como es,  se colocaba juguetona sobre la cintura y con sus cinco deditos cosquilleaba suavemente el borde derecho del susodicho.     
           Eso cada mañana a las seis en punto, después del café. 
            Ya no janguean.  Ahora la cabeza reposa sobre su almohada mirando al techo. La pierna izquierda se aburre al lado de su derecha y de vez en cuando le da un empujoncito. 
              La mano izquierda ya no encuentra nada que acariciar.  Por eso se junta con su mano derecha y se colocan  ambas bajo la propia cabeza.  Desde allí se dedican a quejarse de que en esa posición les dará calambre.  

Hilda
2010

*jangueo: palabra que usan los jóvenes en Puerto Rico para referirse a  juntarse  para pasarlo bien.


jueves, 28 de octubre de 2010

Exilio

Las palabras, 
marcharon al exilio .

No roza   ya su murmullo
apalabrado de pasado
el cansado instante del presente.

Exhausta de vacío
 enmudeció  la boca.

Depuesta la voz, se cerró el libro.

Queda el silencio, un  hoyo negro
una hoja muerta, una sombra
un desencuentro

El  silencio que  conduce hacía la nada. 

Hilda
2009.

Las Meninas según Hilda

Hilda en las meninas

Mirando al cielo

amarilla de espaldas

Rosas de mamà

rosas de mama