miércoles, 13 de enero de 2010

El pétalo premiado



Poema a cuatro manos
 
Esa foto, ese rostro, esos ojos.


Un poco màs allá de este punto
a la derecha
y arribita de donde se pone el sol
se ha quebrado
otra vez el pétalo
sobre este rostro de mujer


Llega la noticia con su imagen.
El aleteo ansioso de la cámara
eterniza los ojos aturdidos
esa mirada intensa
condenada otra vez
a seguir en la muerte

Pero viajará empapelada

Por fin la vuelta al mundo en
ochenta periódicos
y en páginas cibernéticas.

En tres millones de emails.
En cuarenta libros
La portada perfecta
de national geografic.

Para el año entrante
la undécima maravilla
de la fotografía
entrará a los salones suntuosos
a recibir su premio
desodorizada
Sin pizca de dolor.

Hilda Vélez Rodríguez
Marcos Reyes Dávila

13 de enero de 2010.

De Marcos Reyes Dávila: A punto de cerrar los ojos


Para Haití.... Otra vez herido el pétalo

Haití, haití, ¡ hai-tí !
cómo te digo
si quisiera decírteme
con los ojos cerrados.
 
Cómo puede tomarse este cielo derrotado?
Esta tierra literalmente estremecida
y herida por hachas planetarias?

Que no quiero ver a esta mujer
–alguna vez trenzada por el júbilo–
pieza aturdida ahora del escombro
que me mira sonámbula o atónita
rendida por el polvo
hasta la piedra
cuerpo de piedra ya
que danza
aturdida
espirales
 
Grité ayer
¡Ay-tí!
por socorrerte
por auxiliar
a quien fundó la libertad de américa

Hoy te abrazo el golpe
sobre el pecho
a lo vallejo
–obviamente
 
A punto de cerrar los ojos
y huírmete

A punto de quedarme mudo
y perdérteme

Pero hay tanto que hacer!
 
No puedo!

Que Haití está tornado.
Tornado y clavado
¡otra vez!
 
–¡puro corazón!–
en medio de los ojos del espanto.

Marcos Reyes Dávila
13 de enero de 2010

Las Meninas según Hilda

Hilda en las meninas

Mirando al cielo

amarilla de espaldas

Rosas de mamà

rosas de mama