miércoles, 27 de mayo de 2009

Génesis




Otro cumpleaños tuyo y mío. Celebras el día en que tus ojos cargados de vida se abrieron, esta vez para nosotros. Yo celebro ese día en que me convertí en mamá, la mejor de todas las cosas buenas de mi vida. Enhorabuena, amor, que amor me trajo esa hora buena.

El más grande de los besos.
Mamá.



Génesis
Para Taína , hoy que volvemos a cumplir año

Al principio erámos dos.
El amor habitaba
entre nosotros.
Juntos soñamos
la casa del futuro.
Fue entonces que el
valle fértil de mi vientre
se transformó en montaña .
Telúrica surgiste
de entre la lava ardiente
de mis aguas.

Lo supimos al mirarte.
Traías toda la historia
en la mirada.
Venías de conocer a Cristo
de haber andado con Mahoma
de ser Ochum, la Pacha Mama
Xochititli,
la esposa doliente de Ábenamar.
Y en Borinquen la bella
te tocó a ti
luchar al lado de Agüeybana

Si. Tus ojos lo dijeron al mirarnos,
estaba grabado en tu mirada
que no llegabas nueva
sencillamente regresabas.

hilda/mayo/2008

6 comentarios:

Siluz dijo...

¡Que lindo! Felicidades para ambas.

azpeitia dijo...

Que bellos sentimientos...que hermosa descripción del amor de madre...un abrazo muy fuerte de azpeitia

Sonia Cautiva dijo...

Siempre he dicho, Hilda, que la mujer para ser mujer no necesitaba de la tan mentada maternidad.
Hasta que tuve le felicidad indescripible de ver crecer un hijo en la cuna y más tarde una niña.
No me detuve a pensar mucho si en mi vientre había anidado. Sólo elucubraba en mis desvelos al mirarlos, cómo podía ser posible que esas hermosuras dependieran, en los tiempos primeros,de mí,de mi cuidado, de mi mirada, de mi amor. Amor incondicional.
Como lo he sentido así, es que te felicito por lo tuyo.
Me recreo en tu alegría y la comparto.
Felicidades para el trío. Sí, ya no son dos. ¡Qué maravilla!
Un abrazo
Sonia

Hilda dijo...

Si, Sonia ese sentimiento, ese es el amor incondicional. También yo pensaba como tu. Ahora somos cuatro porque luego vino el otro, el chico, una experiencia de vida diferente pero igual el amor maternal, la misma incondicionalidad.

Otro abrazo
Hilda

yamilmatias dijo...

Es un bello canto al amor por los hijos.
Bellisimo
Abrazos
María Rosa Leoni

Maria Rosa dijo...

Disculpa, Yamil Matias es mi hijo, y como estaba en su compu salió su nombre en lugar de María Rosa.
Cariños

Las Meninas según Hilda

Hilda en las meninas

Mirando al cielo

amarilla de espaldas

Rosas de mamà

rosas de mama