sábado, 5 de diciembre de 2009

Hoy será, luego de treinta y seis años el funeral de Víctor Jara

Fernado me trajo la noticia y la comparto. Los invito visitar su blog donde nos cuenta la vida de víctor e incluye videos y canciones. Gracias Fernando.
"Treinta y seis años después del asesinato en el Estadio Chile, el cantautor chileno Víctor Jara será sepultado hoy 5 de Diciembre en el Cementerio General. Sus restos han sido velados durante tres días en la fundación que lleva su nombre y en un acto ciudadano en la Plaza Brasil. El féretro será llevado a pie hasta su última morada para cerrar así uno de los capítulos más tenebrosos en la historia que acabó con la vida del artista popular chileno....." Sigan leyendo en


http://fernando-sabido.blogspot.com/2009/12/victor-jara-por-fernando-sabido-sanchez.html



viernes, 27 de noviembre de 2009

lunes, 9 de noviembre de 2009

Los poetas participantes en el II Festival Internacional de Poesía de Puerto Rico


Poetas de catorce países se dieron cita en Puerto Rico en una jornada intensa en la que participaron de actividades por los cuatro puntos cardinales del país. De norte a sur, de este a oeste durante cinco días compartieron su arte con nuestros poetas y con nosotros, los puertorriqueños . Por Argentina, Ana María Mayol; por Bolivia, Juan Carlos Orihuela; por Costa Rica, Osvaldo Sauma; por Colombia, Juan Carlos Galeano; por Ecuador, Simón Zavala; por España, Javier Cabrera; por Honduras, Juan Ramón Saravia; por México, Efraín Gutiérrez de la Isla; por Nicaragua, María del Carmen Pérez Cuadra; por Panamá, Consuelo Tomás Fitzgerald; por Paraguay, Fernado Pistilli; por Perú, Melissa Allemant y por Venezuela, Arturo Gutiérrez. Junto a ellos cerca de un centenar de poetas puertorriqueños y residentes en Puerto Rico se unieron a la fiesta de la poesía.
Fotografías de algunas de las actividades en :
http://www.flickr.com/photos/hildahiriana/sets/72157622596106379/
http://www.picnik.com/Presenter.swf?setid=72157622596106379&bgcolor=13421772&size=400

viernes, 9 de octubre de 2009

De José Manuel Solá, poeta puertorriqueño

A Marcos Reyes Dávila


Tuvo que ser en Chile,
tuvo que ser en tierra de Neruda
y en el saludo abierto de tu mano inocente;
tuvo que ser allá por los viñedos
atardecidos de luz aconcagüina;
tuvo que ser en los sanfelipeños días
de aquel otoño gris y luminoso;
tuvo que ser en medio de la historia
tras las huellas de un Hostos de apostólico verbo
de trasandinas solidaridades,
de américas nacientes;
tuvo que ser en la poesía viva
del continente verde y mineral;
allá, en La Ligua, junto a robinson niño,
a maría zamora, a carlos orihuela,
con la palabra en pisco cada noche
bajo la multitud de las estrellas,
con tu hilda de pétalo apretada en el pecho,
en tierra de mistrales y de talas,
en las viñas del mar y en los valparaísos;
tuvo que ser en medio de todas las banderas,
que yo te conociera, hermano...


el autor es poeta puertorriqueño

miércoles, 7 de octubre de 2009

Residente, calle 13: Homenaje a Mercedes




El mejor homenaje: la gente joven testifica

      René Pérez, Residente del dúo Calle 13, hizo pública una carta que le escribió a Mercedes Sosa tras conocer de su estado de gravedad y su posterior muerte.

       "Cuando me enteré sobre la condición de Mercedes rápido llame a su hijo para corroborar. Su hijo en lugar de quejarse y llorar me habló de cómo sentía tanto el que Mercedes nunca pudo regalarle un saludo telefónico a mi Papá para el día de los padres. Mercedes estaba en el hospital en estado crítico. No me salían palabras. Sólo le pude decir que tanto mi Padre como yo teníamos un sueño menos que completar, gracias al tema que Mercedes había grabado conmigo. Le regalé mis bendiciones, colgué y me puse a escribir esta carta" :

        Estoy en el medio del océano atlántico. Sentado encima de una hamaca en una islita llamada Ukuptupu. Rodeado por arena, una cerveza, varios insectos, gente bonita durmiendo cerca, una libreta y mi bolígrafo de la suerte. Mirando pa’ mi lado izquierdo, pa’ donde la neblina tapa el mar y la noche tapa a las nubes comencé a recordar la primera vez que escuche a Mercedes Sosa. Una voz fuerte que recitaba las palabras de León Greco, “Solo le pido Dios” y que se había metido por las orejas de Pinochet para sembrarle en el tímpano las palabras de Julio Numhauser con “todo cambia”.

        Esa voz que escuché le da esperanza a los habitantes de una islita que se ahoga en el mar Caribe. Su voz me conectó con todo lo que la escuela no me quiso enseñar. Me reveló todo lo que me trataron de esconder. Le inyectó vitaminas a una colonia deshidratada, a mi isla Puerto Rico, una isla que lucha poco porque sabe poco. La voz de Mercedes hizo que mi papá lanzara piedras cuando había que lanzarlas. Logró que un pueblo que siempre había sentido miedo sintiera menos miedo. Con su voz la bandera estadounidense se desaparece y mi bandera parece que está sola. ¡Mercedes hace magia!

        Con su voz los desaparecidos aparecen y abrazan a sus madres. Logró que el folklore se escuchara más alto que una canción de Madonna. Le regaló sustancia a los jóvenes. Hoy muere, pero su voz queda como referencia para futuras voces. Mercedes Sosa fue una mujer que se atrevió a hablar como ningún hombre pudo.

       Su voz es tan real como las necesidades latinoamericanas."


René Pérez, Residente



martes, 29 de septiembre de 2009

Marcos Reyes Dávila: Estrella del norte


Mujer,
podadora de la niebla.
Tijeras tiene el ascua de tu piel,
jalón de estrella.
No te retires.
En mi la confusión a veces
crece entre golpes
como selva.


Cuando no estás reloj despertador
estás reló al sueño.
Sin más utilidad
que un soplo de agua
o un puntapié de aire.
Sin más utilidad
que un madero en alta mar.
Sin más utilidad
que la estrella del norte.

Óyeme, oye,
acércate más hondo
-¿me escuchas?-
Auscúltame más cerca.
No permitas
que me ahogue y me disperse
cólera en la niebla.
Ábreme camino
a fuerza de tijeras,
que es timón de luz la estrella.
Y sigue sumándome tiempo,
reló de todas
las manzanas matutinas,
manzana de toda esperanza.

MRD
Goyescas en
Una lluvia tan grande de campanas

miércoles, 23 de septiembre de 2009

¿Filiberto Ojeda Rios? Presente


Manifestantes repudian el asesinato del líder nacionalista. Foto: AP




La tarde del 23 de septiembre de 2005, día en que los
puertorriqueños conmemoramos el abortado grito de independencia
de 1868 en Lares, cae abatido por la balas del imperio el luchador
boricua, Filiberto Ojeda Ríos. Sin negar, de una parte,
el dolor que su partida física provoca y, por la otra,
la ira de su asesinato por agentes del imperio,
 consuela saber que él no se dejaría capturar vivo. Pero la
muerte alacanzó sólo su cuerpo.  Para todos Filiberto vive.
    Tenemos pena y estamos consternados (como Benedetti frente a la
muerte del Che). Que la pena nos dure para siempre no es lo que quiere
Filiberto. Nos quiere de pie y luchando. Nos quiere vivos como él.
Desde su nuevo escondite nos comanda.

Como Silvio me encuentro entre el "espanto y la ternura". El espanto
que me provocó el atrevemiento de los invasores y la enorme ternura
que despertó en mí, desde el primer momento, ese ya inmortal hombre
llamado Filiberto Ojeda Ríos.
La patria pasa lista: ¿Filiberto? Presente.


Cada boricua, machetero.
Hilda/   septiembre/ 2005

.................................

Arpa de sangre
Réquiem por Filiberto Ojeda Ríos


Marcos Reyes Dávila

Dispararon una lluvia de estrellas

por los muros de la patria
las ventanas del alma
y las puertas del silencio
construyendo sin quererlo
en las paredes puertas y ventanas
una noche estrellada de disparos
como una lluvia de cucubanos
Las paredes sangraron
Toda la noche sangraron rosas
por la puerta muda como un luto
Bajaron el escalón y corrieron por la calle
justo como dijo el Gabo
Son las cuerdas de un arpa de sangre
que canta a la libertad.


Marcos Reyes Dávila
septiembre 2005
Fotografía por Farrique Pesquera
..........................................................




A FILIBERTO O LA PATRIA
Vicente Rodríguez Nietzsche


Filiberto Coquí, eres noticia.
Nuestro olvido pasó de largo
por tus Lares, sin oír
el cantar que melodiabas.


Este golpe asesino
repone
el 23 de septiembre
al fuego de la patria.


Clandestino y heroico
te encontrabas.
Asesinado vilmente
Por verdugos de una extraña patria
que se dedica a matar
niños en Irak y a producir metrallas.


De hoy en adelante, Filiberto Coqui,
cuando se invoque tu nombre
florecerán guajanas,
nuestra tierra parirá los bejucos
con que vamos a enlazar el cuello
de esos canallas...


23 de septiembre del 2005
..............................................................

Filiberto Ojeda
Alberto Guzmán Lavenant


Nadie me hablo de ti, Filiberto.
Nadie me hablo de mi hermano
ni me entero que tu sangre era igual a la mía
Perdona Ojeda, que ignorara de tu vida.
Es más grande el dolor así, por tu muerte.


Puerto Rico es tu patria y por tanto la mía.
No te has muerto Ojeda, has nacido
y tu polvo será la semilla
de esa planta del Caribe que alimente a tu pueblo

sábado, 29 de agosto de 2009

Ariel, en nuestro cumpleaños

"Ustedes nos educaron para ser felices" nos dijo mi hijo hace algunos años, agradeciendo su educación. No creo que exista una frase que recoja con más exactitud la intención de educar para la vida, para el amor, para todo lo bueno. Y no puedo, con palabras describir lo que sentí cuando lo dijo. Pero debo ser yo quién de las gracias porque él y ella, mis tesoros, dan a mi vida su razón de ser. El me obsequia cada mañana su sonrisa. Su abrazo es constante como la luz del sol. Es ese faro que me dirige cuando mi días se vuelven obscuros y revueltos.

Gracias amor, por el amor.
Mamá

sábado, 22 de agosto de 2009

El vuelo : micro cuento

      El hombre, empinado sobre sus pies   escudriña el horizonte.  Desea fervientemente volar hasta él, alcanzarlo,  atravesarlo, descubrir el secreto tras la linea  de volcanes  que le obstruyen la mirada .

 "Si agitas los brazos con suficiente fuerza se transformaran en alas "  le dijo la mujer aquella con la que soñaba cada noche.
     
  Lo hizo. Cerró los ojos, agitó los brazos. Aflojó el cuerpo hasta sentir una  dulce sensación de libertad. Se impulso con fuerza  y se lanzó confiado al vacío. 
    Ahora la mujer esa del sueño le pasea por el parque todas las tardes. Empuja contenta el sillón de ruedas mientras le señala los caprichosos diseños de las nubes.

Hilda/agosto/2009

viernes, 7 de agosto de 2009

Marcos Reyes Dávila: Una ciudad quetzal de este Zelaya


A los hermanos hondureños que contra toda adversidad resisten y al hacerlo se juegan la vida y el destino de toda la América Nuestra.
Hilda

Al pueblo de Honduras- 2009.


Los andes no se extienden
por la américa central
Es cierto
Pero por toda la cerviz
de esta tierra vinculante
proliferan los volcanes
como ecos de las cumbres de Ayacucho.


Lo más alto y lo más bajo
recorre cada hilo de estas tierras
mitad quetzal
mitad buitre
a media luz
y a media sombra
donde el oro
se hunde a veces en el barro

Sin embargo, no llueve hoy a medias
Llueve torrencialmente
y una lluvia de meteoritos de otro tiempo
recorre hombro a hombro hoy
por las calles hondureñas
como el puño paloma
de una rosa blanca
más dura que el batallón
y las ballonetas de la hacienda
más dura que el golpista
a sueldo del imperio
y de la bestia
más duro que el soldado que dispara
contra su propia madre
que es su propio pueblo

Mano a mano se construye
el tejido enladrillado de los pueblos
los caminos
los auxilios
el templo del saludo
y la flor de la sonrisa
el pan sobre la mesa
el agua del amor
y su semilla
Mano a mano hermano
se levanta un país hasta las nubes
Mano a mano
de un amor preñado
en la paciencia ardiente
A mano de mujer
y a mano de hombre joven
A manos que recorren su caricia
por la arruga hambrienta de los viejos
para levantar todos juntos
el recuerdo de un tiempo de leyenda.

Es Bolívar que despierta ahora
del río de su sueño centenario
que despierta duro hondureño aquí
y en cada flor del magdalena,
que despierta gota a gota
lo mismo en el llano que en la sierra
Y despierta agua llanera en las calzadas
Y despierta libre machetero en la montaña

Dicen que los andes no se extienden
por las tierras hondureñas.
Pero estos años evocan sin embargo
la ilusión de la cuidad dorada
a medias coca inca
y a medias cacao maya
perdida en las brújulas y en los mapas
perdida en el nido del quetzal
ese quetzal
a orillas de Tegucigalpa

Esa ciudad de luz y oro
donde las campanas cantan poesía
de la mañana al mediodía
es la cuidad quetzal
de este Zelaya

Esa cuidad de tierra nuestra
donde llueve la semilla
y el sueño de sus frutos
y la alegría abraza cuerpo a cuerpo
a un pueblo entero
un pueblo que se levanta en este
bicentenario de la libertad de América
para cantar con heroísmo bolívar
lo que es un presidente que se yergue
y llega otra vez a sotavento
y a la altura limpia y transparente
de los heroísmos más puros
a la altura fecunda y sublime
nunca en vano
de su pueblo.
En la alegría
se destila la utopía

Hay un quetzal centella
que recorre los llanos y la sierra
Un quetzal que resguarda
en vilo
en su corazón
una purísima estrella
¡Hagamos quetzal-bala con las balas
Hagamos quetzal-puño con los palos
Hagamos quetzal-sangre con la sangre
Hagamos quetzal-pueblo con el pueblo
Y una cuidad-quetzal
de este Zelaya!

Marcos Reyes Dávila,
24 de julio de 2009



Josemanuel Maldonado Beltrán: Honduras sin libertá



Honduras Coup: Actividades de emergencia por la prensa en Honduras, originalmente cargada por Alejandra H. Covarrubias.

Se han levantado las voces
en Honduras

desde el cálido cuenco
de las manos heridas
del trabajo

desde las almas sin techo
y sin aliento

desde la escuela elemental
de pinares y lagos

desde el vientre de las niñas
que sueñan por sus hijos

desde las piedras cómplices
y el barro ensangrentado
de las calles

se han alzado en Honduras
las voces de la vida

la madreselva y el jaguar

la fuerza de los excluidos

del pan y la libertá.


1 julio 2009

Tomado de
http://jmmbeltran.blogspot.com/2009/07/honduras-sin-liberta.html

El autor es poeta nacido en España, puertorriqueño por elección
"pie en la patria, casual o elegida, corazón cabeza en la patria del mundo"
Juan Ramón Giménez


domingo, 28 de junio de 2009

Angel en el circo



VIII

Éstos que ven aquí,

excelsos miembros del Jurado del Pueblo,

son el remanente

de una bandada de insurgentes.



Poco a poco la Milicia intelectual

los fue atrapando, tanto en estaciones

de trenes como en cementerios.



Éste quiso hacerse el invisible,

cayó en éxtasis, y el vapor

que lo cubría dio el rastro de su olor

a los sabuesos

del Ministerio de Identidad y Literatura.



Éste otro promovió la rebelión

entre los artistas afiliados al programa

de la Peña de Poesía Instantánea,

circulando papelitos indescifrables

que utilizaban la tercera persona

del singular.



Ése en la esquina cargó el uniforme

que para honra colectiva nos confunde,

pero no supo que hacerse con las alas.

Le formaban un bulto por la espalda.

Lo delató un Inspector de Nalgas.

A éste lo agarraron en un parque

parado sobre un árbol en flor,

con los brazos abiertos,

una mano extendida

hacia una transeúnte.



Aquél sobrevoló muy descarado

la reunión semanal de Aprendices

del Sindicato de Deportes Retóricos,

silbando lentamente, y meando

jugo de uva.



El cabecilla se quedó desnudo

en el vestíbulo del Auditorio

para la prevención de la Heterodoxia,

con la intención de que los que pasaran

lo manosearan.



Bajo tortura por tres días,

a fuerza de recitales y conferencias,

confesó que había olvidado sus nombres,

que le gustaba la música operática,

que paseaba durante la hora azul,

que lloraba al hacerse la paja,

que comía arroz con mayonesa,

que los lunes vestía de violeta,

y que tenía la costumbre

de crear soliloquios por teléfono.



Le hemos revisado cada célula.

No lo protege la biología.

Tiene alas pero no abanica.

Tiene plumas pero no empolla.

Tiene garganta, pero no canta.

Tiene piernas pero no se cuadra.

Tiene sexo, pero los eruditos

dicen que no se encuentra en el catálogo.



Por lo tanto, señores del jurado,

por ser inútiles a nuestra empresa,

por pulular por el pelo público,

por arrastrarse por los muslos del Estado

por fomentar la exploración de los sobacos,

por caminar con la boca siempre abierta

él, y los suyos, y sus seguidores,

deben borrarse de la faz de la tierra.





X

HABLA, ¿QUIÉN ERES?

El hombre que ama.



¿Y ÉL?

Mi ángel. Mi salud. Y mi muerte.



¿SU NOMBRE?

Corresponde al mío.



¿HAS YA

BEBIDO DE SU BOCA?

Todo el amargo

conocimiento.



¿SU LABOR?

Mostrar el árbol

para que lo abrace.

Mostrar la flor

para que la sea.



¿SU LABOR?

A través del espejo

hacer que reconozca

su cuerpo mi cuerpo.



¿SU LABOR?

Enseñarme el oficio

de guía y curandero.



¿CONSIENTES?

Tengo la vocación

de su rostro.

Semen y compañero

Soy, su poeta





Ilustrado por Víctor Manuel Amador

NY1982- París 1986- NY 2005

© 2005 alfredo villanueva collado

Agradezco a Alfredo me brindara la oportunidad de publicar estos dos poemas de su libro "Angel en el circo" así como las ilustraciones originales que para el libro preparó Víctor Manuel Amador.

viernes, 19 de junio de 2009

Mieditos y miedos



Mi amiga Siluz desde su interesante blog "Hablando en voz alta" me concedió hace varias semanas el premio "blog femenino e inteligente". Como dice ella, y como a ella le dijeron, el premio no ha llegado solo. Vino en oferta con un meme… Se trata de escribir un cuento, poesía, poema, definición o lo que se quiera que incluya las palabras vida, amor, literatura, sexo, viaje, cine. Debo pasarlo a 6 blogs de mujeres y avisarles a todas en sus respectivos espacios”.
--------------------------------

         Cuando era niña tenía un par de miedos. Eran  muy pequeños.  Aprovechaban la obscuridad de la noche para disfrazarse  de fantasmas y aparecidos como los que describían los adultos en sus cuentos.  El sol los asustaba. Corrían a esconderse de la mañana al primer atisbo de luz.  

           Luego pasé una larga temporada  muy ocupada viviendo la vida.  No tenía tiempo para miedos.  Me ocupaba de  cosas sencillas como ser madre, esposa, amiga, amante, compañera, pasando por ama de casa y profesional.  Todo bajo control.  Extrañamente, estando tan ocupada, muy a mi pesar, me creció un miedo muy grande.  Si algo no deseaba, desde luego, soy una persona relativamente normal, era tener miedo.   Así  que me hice la desentendida. Traté de conjurarlo con amor, mucho amor .
  A veces, cuando arreciaba ese temor en mi corazón cantaba en voz baja una canción que decía  así "....yo sólo en esta vida tengo miedo del día en que tu no regreses más..."  Paradójicame mi amor y mi miedo crecían en la misma dirección.

          Bueno, pues para hacer corto el cuento largo, de nada sirvieron los conjuros, no hubo forma de ponerme a salvo.  Una mañana cualquiera  tropecé de frente con ese miedo como quién tropieza con una pared de agua, o se cae por un cañón como el del Colorado.  Aquello que configuraba mi miedo se convirtió  desde entonces  y por mucho tiempo en mi realidad cotidiana.   Durante varios años me acompaño a todas partes: de viaje, al cine, al trabajo, de compras.  Se hacía más temible por las noches porque dormía a mi lado.

        
         Ya no tengo ese miedo.   Supuse, equivocada,  que luego de enfrentar y superar tan tremendo miedo  ya nunca temería nada.   En cambió  ahora tengo tantos miedos que podría vestir uno cada mañana  y  me sobraría un miedito, algo así como un cuarto de miedo,  para  formar uno completo cada cuatro años  y vestirlo  el veintinueve de febrero.

Hilda/julio/2009



Cumplida mi tarea le pasó el "meme" a estas otras seis interesantes e inteligentes "bloggeras"

Silvia Palferro "Magica Follia"
http://folliamagica.blogspot.com/

Gabriela Brunch
"Una gota de mi licor"
htpp://unagotademilicor.blogspot.com/

María Rosa Leo
ni "Relatos y cuentos y algo más"
http://relatoscuentosyalgomas.blogspot.com/

Sonia Figueras "Sonia Cautiva"http://soniacautiva.blogspot.com/

Migdalia Mansilla Rojas "Más allá de las palabras"
http://masalladelaspalabras.blogspot.com/

Silvia Loustou "Poemas de Silvia Loustou"
http://silvialoustou.blogspot.com/

miércoles, 27 de mayo de 2009

Génesis




Otro cumpleaños tuyo y mío. Celebras el día en que tus ojos cargados de vida se abrieron, esta vez para nosotros. Yo celebro ese día en que me convertí en mamá, la mejor de todas las cosas buenas de mi vida. Enhorabuena, amor, que amor me trajo esa hora buena.

El más grande de los besos.
Mamá.



Génesis
Para Taína , hoy que volvemos a cumplir año

Al principio erámos dos.
El amor habitaba
entre nosotros.
Juntos soñamos
la casa del futuro.
Fue entonces que el
valle fértil de mi vientre
se transformó en montaña .
Telúrica surgiste
de entre la lava ardiente
de mis aguas.

Lo supimos al mirarte.
Traías toda la historia
en la mirada.
Venías de conocer a Cristo
de haber andado con Mahoma
de ser Ochum, la Pacha Mama
Xochititli,
la esposa doliente de Ábenamar.
Y en Borinquen la bella
te tocó a ti
luchar al lado de Agüeybana

Si. Tus ojos lo dijeron al mirarnos,
estaba grabado en tu mirada
que no llegabas nueva
sencillamente regresabas.

hilda/mayo/2008

martes, 26 de mayo de 2009

Asi es



Así es

Así es de simple
la tristeza
...... soplo de mar
...... gota de viento
...... luna sin cielo
el plomo quebrado
en los espejos,
azul que se escapa
de mi sombra.

Y es mucho más.....
la agenda que se eleva
para escalarme hondo
hasta taparme
el horizonte peregrino
como velero encallado
en el coral.
Sin mares y sin puertos.


Hilda/mayo/09

sábado, 4 de abril de 2009

De Gabriela Delgado:Nosotras

NOSOTRAS


Las Hembras ponemos la palabra y el cuerpo,
el coraje, la paciencia, la caricia, el pan, las manos
y no hacemos del amor un juego.
Nos reconstruimos cada día, aún desde las ruinas.
Desangradas, cicatrizamos en jazmines.
Las Hembras sabemos de cobardes retiradas.
Las hemos visto muchas veces en miradas esquivas,
en silencios agazapados, en estocadas gratuitas.
Las Hembras caminamos de frente, embestimos la vida.
A veces, la magia hecha esquirla nos hiere de muerte.
Es allí donde todo lo que sentimos
no vuelve a traspasar la piel ni la frontera.
(No siempre creer vale la pena).

Las Hembras ponemos la palabra y el corazón,
aunque no se vea.
Y sin explicarnos por qué, o por dónde,
siempre llegamos.
Siempre.
Del libro El grito vedado

domingo, 15 de marzo de 2009

Los cinco tiempos de la historia


I. No eran secretas las rutas

Del espeso bosque de la historia

se escurre sigilosa, imperceptible apenas,
la lagartija soledad.
Repta por la
almudena roja y curva
de ese horizonte falso

que erigieron para ti
los hados malos que son,
para esta historia
lo mismo
que Judas
al cristo traicionado.


II
. El libro primero

No conocía entonces
de los libros sec
retos
que contaban la historia
como si fuera un cuento.

No podía conocer

el jeroglífico que tallabas
para mi con la caricia
de tus manos.
Pero ya sabía,
lo supe desde el vientre germinado
de mi madreque te encontraría adolescente
en el noviembre destinado
y que otro noviembre mis pechos
saciarían
tu sed amanecida
y capullo yo,
rosa mujer despertaría.


III. Los libros apócrifos

 
Pero estaba escrito que los hados malos
tallarían en los Andes la figura
que confundió tu vista
y equivocó tu tacto.
Esfinge disfrazada de poeta
seductora fábrica de halagos

que se inventó para ti
ese otro destino secreto
 de un libro apócrifo de hadas,
donde dijo estaba escrito

que yo había sido tan sólo el punto de partida
que era ella el punto de llegada.


IV. El viaje

Estaba escrito y lo supe siempre.
Lo comprendí aquella mañana
trasnochada de noviembre
que te irías tras ese sueño

creyendo ir tras de mi
yendo tras ella.
Que conmigo y por mi
justificarías
tu yerro
y borrarías tu huella.
Supe que tratarías de encontrarme en

 la húmeda espesura de su bosque,
en el color canela de su pecho
contra la vainilla rubia de mi nimba.
Vainilla o canela, confuso o escindido,
no importa
igual lo pensarías.

V. Los abrigos que se cierran

Tristeme
nte es cierto
y estaba escrito
que confundirías la partida y el regreso.
Que oculta ya tu buena estrella
errarías el camino hacía la amada.
Pero también estaba escrito

que sola sin ti, me sobreviva,
Para lograrlo,
me tatué un barco en la mirada 
abordé con rumbo al horizonte
y me fui tras de mi misma, una mañana.





Hilda
mayo/2007

Las Meninas según Hilda

Hilda en las meninas

Mirando al cielo

amarilla de espaldas

Rosas de mamà

rosas de mama