martes, 8 de abril de 2008

El vacío entre mis manos





Allí donde te dejé no te retomo.
 

La rosa deshojada
perdió en la ruta su perfume.
 

A las manos vacías
le nacieron tallos.
 

En la piel de musgo
resbalan los abrazos.
 

Es  tu  amor
un callejón obtuso
              ......sin salida
donde acorralas la ternura
y me dejas así, sola de ti,
de amor desguarecida.

Hilda/2007.

No hay comentarios:

Las Meninas según Hilda

Hilda en las meninas

Mirando al cielo

amarilla de espaldas

Rosas de mamà

rosas de mama