lunes, 12 de marzo de 2007

No es nada......


No es nada de tu cuerpo,
como dice Sabines,
no son tus ojos grandes,
ni tu pelo abundante

tampoco   esa  sonrisa
atada por siempre
al recuerdo de tu boca
 entre mis pechos,

no es nada del frío
en la almohada
ni la levedad  del lecho
sin tu abrazo
 
ni la última rosa
ya marchita
en el jarrón,
o el vino olvidado
 entre los trastos

no es nada en la mirada
de  los hijos
o el silencio de la música
que hiere
ni ese  espejo vacío
de reflejos

es por mucho  este
desvarìo solitario
de hablarle  a  solas
a mi  corazón abandonado.


Las Meninas según Hilda

Hilda en las meninas

Mirando al cielo

amarilla de espaldas

Rosas de mamà

rosas de mama